Actos de terrorismo
Información sobre ...

Atentados contra el World Trade Center y el Pentágono

11 de septiembre de 2001

En la mañana del 11 de septiembre de 2001, 19 terroristas asociados a la organización terrorista Al-Qaida secuestraron cuatro aviones de pasajeros. Todos estos aviones se encontraban rumbo a California, y partieron de tres aeropuertos diferentes en la costa este de los Estados Unidos.

Los primeros dos aviones que partieron del Aeropuerto Internacional Logan en Boston fueron secuestrados y estrellados en las torres principales del World Trade Center en la ciudad de Nueva York. El impacto de esos aviones y las llamas subsiguientes producidas por el combustible que ardía ocasionó suficientes daños estructurales en las torres para provocar el colapso.

Un tercer avión partió del Aeropuerto Internacional de Dulles, fue secuestrado y se estrelló contra el Pentágono sólo media hora después de que el segundo avión se estrellara contra el World Trade Center. Ese ataque dañó gravemente parte de la masiva estructura, produjo la muerte de todos los pasajeros y otras 125 personas en el interior del edificio.

El cuarto avión partió del Aeropuerto Nacional de Newark y se dirigía probablemente rumbo al Capitolio de los Estados Unidos o la Casa Blanca. No obstante, los pasajeros a bordo lucharon con los terroristas para controlar el avión. Gracias a estos valientes ciudadanos, los terroristas nunca lograron su objetivo y el avión se estrelló cerca de Shanksville, Pensilvania, donde murieron las 40 personas a bordo.

En los atentados del 11 de septiembre de 2001 murieron 2.998 ciudadanos de países de todo el mundo. La organización terrorista Al-Qaida, junto con su ahora occiso líder, Osama bin Ladin, asumió responsabilidad por. la planificación y la ejecución de esos atentados anunciando la responsabilidad en un mensaje de video después de los ataques. Estos fueron los atentados más devastadores en los Estados Unidos por parte de una fuerza externa desde el ataque a Pearl Harbor en 1941.

El Programa de Recompensas por la Justicia ofrece una recompensa hasta de $25 millones por información que permita capturar y enjuiciar a los responsables de estos atentados.