Actos de terrorismo
Información sobre ...

Redes de secuestros de ISIS

El programa de recompensas para llevar ante la justicia del Departamento de Estado de Estados Unidos está ofreciendo una recompensa de hasta $5 millones de dólares por información sobre las redes de secuestro del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés) o las personas responsables del secuestro de los clérigos cristianos Maher Mahfouz, Michael Kayyal, Gregorios Ibrahim, Bolous Yazigi y Paolo Dall’Oglio. Estas recompensas se ofrecen en un momento importante de nuestra lucha contra ISIS. El secuestro de líderes religiosos demuestra las tácticas despiadadas de ISIS y su aprobación para acechar a personas inocentes.

El 9 de febrero de 2013, el sacerdote griego ortodoxo Maher Mahfouz y el sacerdote armenio católico Michael Kayyal estaban viajando en un autobús público hacia a un monasterio en Kafrun, Siria. Aproximadamente 30 kilómetros fuera de Alepo, extremistas que se sospecha que forman parte de ISIS detuvieron el vehículo, controlaron los documentos de los pasajeros y luego hicieron bajar a los dos sacerdotes del autobús. No se les ha vuelto a ver ni se ha vuelto a saber nada de ellos desde entonces.

El 22 de abril de 2013, el arzobispo sirio ortodoxo Gregorios Ibrahim estaba viajando desde Alepo, Siria, hacia Turquía para recoger al arzobispo griego ortodoxo Bolous Yazigi. Cuando llegaron a un puesto de control cerca de al-Mansoura, Siria, varios hombres armados tendieron una emboscada a los arzobispos y les quitaron el vehículo. Más tarde se encontró al conductor de los clérigos muerto. Se pensó inicialmente que personas relacionadas con el frente Jabhat al-Nusra, un grupo asociado con al-Qa’ida, había secuestrado a los arzobispos; sin embargo, más tarde se transfirieron a los arzobispos a Da’esh, conocido igualmente como ISIS.

El 29 de julio de 2013, ISIS secuestró al sacerdote jesuita italiano Paolo Dall’Oglio en Raqqah. El padre Dall’Oglio había planeado reunirse con ISIS para pedir la liberación de los padres Mahfouz y Kayyal, así como de los arzobispos Ibrahim y Yazigi. No se le ha vuelto a ver ni se ha vuelto a saber nada de él desde entonces.

ISIS sigue siendo una amenaza importante para los Estados Unidos, así como para nuestros aliados y socios en todo el Medio Oriente y alrededor del mundo. Seguimos apoyando los esfuerzos de nuestros socios en Irak y Siria para vencer esta amenaza terrorista y mantener nuestra cooperación con la coalición mundial para denegar refugio seguro a ISIS en cualquier parte del mundo. El extremista Abu Musab al-Zarqawi estableció ISIS en 2004 como “al-Qaida en Irak” o AQI. Más tarde se conoció al grupo como el “Estado Islámico de Irak”.

ISIS reclutó a miles de seguidores de los cuatro rincones del mundo para pelear en Irak y Siria, donde los miembros de ISIS cometieron abusos brutales y sistemáticos de los derechos humanos y otras atrocidades. Los miembros de ISIS han llevado a cabo ejecuciones en masa, matanzas y mutilaciones de niños, violaciones, trata de personas y otros actos violentos dirigidos a personas individuales y comunidades enteras. ISIS fue responsable de genocidio contra yazidíes, cristianos y musulmanes chiitas en regiones que controlaba, cometiendo crímenes contra la humanidad y llevando a cabo limpieza étnica contra estos grupos, así como contra los musulmanes sunitas, los kurdos y otras minorías. En abril de 2013, Abu Bakr al-Baghdadi, el líder actual de ISIS, declaró públicamente que el Estado Islámico de Irak estaba operando bajo la denominación ISIS. En junio de 2014, ISIS, también conocido como Da’esh, tomó control de partes de Siria e Irak, autoproclamó un así llamado califato islámico y nombró a al-Baghdadi califa. En años recientes, ISIS ha logrado la lealtad de grupos yihadistas y de personas radicalizadas alrededor del mundo, inspirando ataques en los Estados Unidos.

Fotografías adicionales

ISIS Kidnapping Networks - English
ISIS Kidnapping Networks - French
ISIS Kidnapping Networks - Kurdish
ISIS Kidnapping Networks
Mahfouz
Kayyal
Gregorios
Yazigi
Paulo