Actos de terrorismo
Información sobre ...

Atentado terrorista contra el complejo y el anexo de la Misión Especial de los EE. UU. en Bengasi, Libia

Benghasi, Libia|11 y 12 de Septiembre, 2012

El 11 y el 12 de septiembre de 2012, cuatro estadounidenses —John Christopher Stevens, Embajador de los EE.UU. en Libia; Sean Smith, oficial de gestión de la información del Servicio de Asuntos Exteriores, y Glen Anthony Doherty y Tyrone Snowden Woods, especialistas en seguridad protectiva— fallecieron en un atentado terrorista contra el complejo y el anexo de la Misión Especial de los EE. UU. en Bengasi, Libia. Una serie de atentados con incendios, ametralladoras, granadas propulsadas por cohetes (RPG), y morteros se perpetraron contra en dos instalaciones de EE.UU. en Bengasi, así como contra personal de EE.UU. que se desplazaban entre las dos instalaciones. Además, los atentados dejaron dos miembros del personal de los Estados Unidos gravemente heridos, lesionaron a tres guardias libios contratados, y causaron la destrucción y el abandono de ambas instalaciones.

El Programa de Recompensas por la Justicia ofrece una recompensa hasta de $10 millones a cambio de información que permita capturar y enjuiciar a los responsables de este atentado.

El embajador John Christopher Stevens, de 52 años, nació en el norte de California y comenzó su carrera en el Servicio de Asuntos Exteriores en 1991. El Embajador Stevens prestó servicios en muchas misiones en el extranjero y fue el Jefe Adjunto de Misión en Libia de 2007 a ​​2009. De marzo a noviembre de 2011, el Embajador Stevens fungió como Representante Especial del Consejo Libio Nacional de Transición, y llegó a Trípoli en mayo de 2012 como embajador de EE.UU. en Libia. Antes de incorporarse al Servicio de Asuntos Exteriores, el Embajador Stevens fue abogado de comercio internacional en Washington, DC, y anteriormente enseñó inglés como voluntario del Cuerpo de Paz en Marruecos de 1983 a 1985. La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton destacó al embajador Stevens como un “hombre bueno y valiente, diplomático consumado, y un héroe estadounidense.”

Sean Smith, de 34 años, nació en San Diego, California, y se alistó en la Fuerza Aérea en 1995, donde se desempeñó como especialista en mantenimiento de radio en tierra y Sargento Primero. Smith se vinculó al Servicio de Asuntos Exteriores en 2002 como Oficial de Gestión de la Información; prestó servicios en varias misiones en el extranjero, como Bagdad, Pretoria, Montreal y La Haya. Smith viajó a Bengasi, Libia, en septiembre de 2012 para proporcionar apoyo de comunicaciones y administrativo a la Misión Especial de los EE.UU.

Glen Anthony Doherty, de 42 años, nació en Winchester, Massachusetts, y se alistó como SEAL de la Marina en 1995; durante su carrera prestó servicios en Iraq y Afganistán. Antes de vincularse a la Marina, Doherty también trabajó como instructor profesional de esquí, aprendió a volar, y era paramédico y entrenador de vuelo experimentado. En 2005, Doherty comenzó a trabajar para una empresa privada que proporciona seguridad a los funcionarios estadounidenses en el extranjero. Doherty viajó a Bengasi, Libia, en septiembre de 2012 para proporcionar seguridad a la Misión Especial de los EE.UU.

Tyrone Snowden Woods, de 41 años, nació en Portland, Oregon, y se desempeñó veinte años como SEAL de la Marina; prestó servicios en múltiples giras en Somalia, Iraq y Afganistán. Woods era también enfermero registrado y paramédico certificado. En 2010, Woods comenzó a proporcionar seguridad a los funcionarios estadounidenses en el extranjero a través de un contratista de seguridad privada. Woods viajó a Bengasi, Libia, en septiembre de 2012 para proporcionar seguridad a la Misión Especial de los EE.UU.

Víctimas

Foto de John Christopher Stevens
John Christopher Stevens
Foto de Sean Smith
Sean Smith
Foto de Glen Anthony Doherty
Glen Anthony Doherty
Foto de Tyrone Snowden Woods
Tyrone Snowden Woods