Historias de éxito

El programa de recompensas para llevar ante la justicia ha pagado más de $150 millones de dólares a más de 100 personas que han brindado información que ha ayudado a prevenir ataques terroristas internacionales o que ha ayudado a llevar ante la justicia a quienes estuvieron implicados en actos previos.

Individuos valientes deseosos de dar un paso adelante con información también contribuyeron a evitar y resolver atentados terroristas.

  • El programa de recompensas para llevar ante la justicia (RFJ, por sus siglas en inglés) hizo un pago multimillonario en 2019 que trajo ante la justicia a un líder clave de ISIS en el Medio Oriente.
  • Durante la Guerra del Golfo Pérsico, un informante valiente en un país de Asia Oriental se presentó con información alarmante sobre una serie de atentados terroristas planeados. Los terroristas ya habían inspeccionado los blancos proyectados y reunido armas automáticas, granadas y explosivos. Justo cuarenta y ocho horas antes del primero de estos atentados previstos, el informante suministró información esencial que permitió frustrar el plan de los terroristas. Se impidió el atentado, el joven recibió una recompensa cuantiosa y su familia fue reubicada a un lugar seguro. Gracias a la entrega de esa información, el individuo salvó centenares de vidas.
  • En otro caso, una joven se presentó con información sobre personas que secuestraron un avión y golpearon brutalmente a los pasajeros a bordo. Afirmó que “estaba convencida de que se tenía que hacer justicia”. El jefe de los secuestradores fue enviado a los Estados Unidos y está encarcelado por piratería aérea. La joven fue recompensada por sus esfuerzos para combatir el terrorismo.
  • Otra joven, alumna de una universidad extranjera, presenció el asesinato brutal de un diplomático estadounidense. Como resultado de la información que suministró, dos atacantes fueron condenados a cadena perpetua. La alumna y su familia fueron reubicadas a un lugar seguro y recibió una recompensa cuantiosa.