Sinopsis del programa

RPJ, Recompensas por la Justicia, Programa Contraterrorista de Recompensas del Departamento de Estado de los EE. UU., fue establecido por la Ley de 1984 para luchar contra el terrorismo internacional, ley pública 98-533 (codificada en 22 del Código de los Estados Unidos, U.S.C. § 2708). El Programa RPJ es administrado por la Dirección de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado y su propósito es capturar y enjuiciar a terroristas internacionales y evitar actos de terrorismo internacional contra personas o propiedad estadounidenses. Conforme a este programa, el Secretario de Estado puede autorizar recompensas por información que conduzca a la detención o la condena de cualquier persona que planee, cometa, ayude o intente actos de terrorismo internacionales contra personas o propiedad de los Estados Unidos; que impida que tales actos ocurran; que conduzca a la identificación o localización de un líder terrorista clave, o que interfiera con la financiación del terrorismo.

El Secretario de Estado está autorizado a pagar recompensas de más de $25 millones de dólares si determina que se requiere una suma mayor para combatir el terrorismo o defender a los Estados Unidos contra actos terroristas.

Desde el inicio del Programa de Recompensas por la Justicia en 1984, el Gobierno de los Estados Unidos ha pagado más de $150 millones de dólares al menos a 100 personas que han ofrecido información útil que permitió el encarcelamiento de terroristas o evitó actos de terrorismo internacional a nivel mundial. El Programa desempeñó una función importante en el arresto del terrorista internacional Ramzi Yousef, quien fue condenado por el atentado con explosivos de 1993 contra el World Trade Center ).

Si bien la legislación que rige el Programa de Recompensas por la Justicia está dirigida a actos de terrorismo contra estadounidenses, los Estados Unidos comparten información con otras naciones cuyos ciudadanos se encuentran en peligro. Todo gobierno y todo ciudadano desempeña una función en la captura y el enjuiciamiento de los terroristas y la prevención de actos de terrorismo.